Globalten Agaz [ eventos ]

Si usted fue uno de los accionistas que acudió a la Oferta Pública de Venta de Bankia comprando títulos en su salida a Bolsa o adquirió las acciones de la entidad en el mercado secundario antes de mayo de 2012, fecha del primer desplome bursátil, y desea solicitar la reparación del perjuicio patrimonial sufrido, sólo tiene que ponerse en contacto con Agaz Abogados y Consultores.

El informe pericial de la Audiencia Nacional pone en cuestión la salida a Bolsa de la entidad y duda de las cuentas de 2010 y 2011, señalando que “queda claro que Bankia no ofreció una imagen real” de su situación financiera. Su consejero delegado, D. José Sevilla, no contempla la devolución del importe total del capital captado en su salida a Bolsa, ya que 1.300 millones de euros corresponden a inversores institucionales a los que presupone la cualificación adecuada para participar en este tipo de operaciones. Por eso acota el impacto a los 1.800 millones de euros que invirtieron los particulares. A día de hoy, la mitad de las sentencias sobre reclamaciones por compra de acciones de Bankia se resuelven a favor de los demandantes y la otra mitad a favor de la entidad.

Sin embargo, nuestro despacho tiene una amplia experiencia en la reclamación por la depreciación del valor de las acciones (un 99% del capital invertido si aún mantiene su propiedad, o por la diferencia entre el precio de venta y el de compra, en el caso de haber vendido los títulos) no sólo contra Bankia, sino también contra Deloitte por negligencia en la supervisión o contra el propio Estado, mediante una reclamación patrimonial interpuesta ante los Tribunales, con un porcentaje de éxito del 90% de los casos.

La propia experiencia en los asuntos tratados sugiere que las reclamaciones interpuestas mediante demandas acumuladas de varios clientes, de forma conjunta, tienen un mayor porcentaje de éxito, mientras que para las medianas y grandes empresas, la mejor opción es interponer la demanda de forma individual. En cuanto a los plazos, la opción más prudente es acudir a los Tribunales cuanto antes, y siempre antes de mayo de 2015.

Comparte esta entrada