Globalten Agaz [ eventos ]

Las empresas y/o las organizaciones, son tan eficientes como lo son sus procesos.

Muchas son las actividades diarias que realizamos y tras las cuales existe la probabilidad de que suceda algo inesperado.

El problema es cuando estos hechos, con consecuencias inesperadas, llevan consigo grandes costes económicos, como ocurre en las empresas.

En las últimas décadas las compañías han empezado a ser conscientes de lo importante que es gestionar sus riesgos, entendiendo por tales la posibilidad de ocurrencia de un hecho que potencialmente puede producir una perdida.

Los riesgos en la empresa pueden producirse en muchos de sus ámbitos, existen los riesgos financieros (como los de tipos de cambio o de interés), riesgos operacionales (como las roturas de stocks), riesgos de producto (fallos en la fabricación), riesgos comerciales (nuevos competidores), etc. Todos ellos han de ser mitigados en lo que de la empresa dependa.

Gestión de riesgos por procesos

La creciente competitividad del mercado está empujando a las empresas a ser cada vez más flexibles, adaptándose rápidamente a las nuevas necesidades y exigencias del cliente. Esto está haciendo que desaparezcan las estructuras jerárquicas para dar paso a estructuras compuestas por “procesos”, rápidamente reconfigurables, que atraviesan la organización tanto horizontal como verticalmente.

Entendemos por proceso “la secuencia de actividades orientadas a generar un valor añadido sobre una ENTRADA para conseguir un resultado, y una SALIDA, con un foco común y trabajando con una visión de Objetivo en el Cliente.”

A diferencia de la gestión tradicional por funciones o áreas, este es un modo de gestión en el que el proceso es el eje de la misma y es concebido como un “productor de bienes o servicios para satisfacer a un cliente”. De este modo, la organización está enfocada al cliente

La gestión de riesgos por procesos consiste en identificar y evaluar los riesgos de cada proceso, establecer los controles que los mitiguen y realizar mejoras sobre los mismos de forma permanente para reducir su eventual impacto.

Por ejemplo, en una empresa de ingeniería, dentro del proceso de compra, compuesto a su vez por distintos subprocesos, como la solicitud de presupuestos, encontramos el riesgo de que el proyecto esté mal realizado.

Las principales ventajas que aporta la gestión por procesos son:

    1. Permite optimizar los recursos de una forma más eficaz, ya que solo se realizan actividades que aportan valor identificadas dentro del proceso. Es más transparente y por ello más fácil de evaluar
    2. Elimina los nichos de actividades improductivas alojadas en las organizaciones funcionales difíciles de detectar
    3. Facilita la mejora continua de las actividades (replanteamiento permanente)
    4. Ayuda a concretar los clientes y los servicios

Que ventajas añade la gestión del riesgo en el proceso:

    1. Permite identificar los potenciales problemas y posibilita eludir algunos riesgos al diseñar el proceso teniéndolos en cuenta
    2. Permite priorizar la asignación de recursos en función del tamaño del riesgo.
    3. Aporta un conocimiento claro de la situación real de la empresa y de la seguridad de sus activos

Miriam Martínez. Consultora en Agaz [ ]

http://empresasynegocios.ideal.es/financiero/112-las-empresas-y-o-las-organizaciones,-son-tan-eficientes-como-lo-son-sus-procesos.html

Comparte esta entrada