Globalten Noticia, Opinión

Por Marcos Galera

Socio Director de Agaz [ ]

A fecha de hoy, los equipos de futbol profesional adeudan, aproximadamente, unos setecientos cincuenta millones de euros a la Hacienda Pública. El recientemente nombrado Secretario del Deporte , Miguel Cardenal, ha anunciado que el Estado no perdonará la deuda y ha asegurado que en breve anunciará (“en cuestión de días o muy pocas semanas”), el pacto por medio del cual se procederá al pago de la deuda.

Lo que se pretende con el citado pacto, es diseñar una fórmula a través de la cual la Hacienda Pública pueda cobrar la ingente deuda a los clubes de futbol profesional, a través de los ingresos que genera el futbol, aunque no se ha señalado a día de hoy cual será la fórmula. Destacar, que quinientos millones de esa deuda corresponden íntegramente a los veinte clubes que integran la primera división, algo que sorprende, pues muchas empresas a día de hoy si debieran las citadas cantidades ni siquiera podrían abrir para desarrollar su actividad.

Lo que no podemos pasar por alto es, que sea cual sea la solución que se ponga encima de la mesa, se debe prever el volver a llegar a la situación a la que hemos llegado, e intentar evitar situaciones como la actual, pues si nos miramos en otras ligas como la alemana o la inglesa, esto no sucede, simplemente porque la fiscalización de las sociedades anónimas deportivas es más rigurosa.

Esta claro que con ésta actuación por lo menos se intenta dar una solución a la gravosa situación que existe en nuestro deporte profesional, sin embargo, es tan solo una pequeña punta del iceberg pues recientemente, y según un informe de José María Gay (Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad en la Universidad de Barcelona), la deuda global (seguridad social y hacienda), a 30 de junio de 2010, estaba en 4.021 millones, de ellos 3.456 en Primera y 556 en Segunda, por lo que quizás estemos tan solo hablando de una pequeña solución al gran problema que tenemos. Lo que queda claro es que por algo hemos de comenzar, para poder ir solucionando la precaria situación de nuestro deporte rey.

Si los datos en los que nos fijamos son en los facilitados por la Liga de Futbol Profesional, ésta ha asegurado que “no existen incumplimientos en los acuerdos pactados con la Agencia Tributaria (AEAT)” y que “los 673 millones de euros de deuda de los clubes profesionales están aplazados por acuerdos con la propia Agencia Tributaria”.

“La deuda con Hacienda de los clubes de la Liga BBVA (489 millones) y de la Liga Adelante (184 millones) no es exigible o está autorizado y acordado su aplazamiento por la AEAT, con su correspondiente calendario de pagos”, afirmó la LFP en un comunicado.

En el mismo añade que “por lo tanto, la práctica totalidad de los clubes de fútbol de la LFP no tienen una deuda exigible con Hacienda: han pactado un aplazamiento de su pago con las correspondientes garantías”.

La Liga señala que “una parte importante de esta deuda está focalizada en un número reducido de clubes y sociedades anónimas deportivas (SADs) y otra está inmersa en procesos concursales o recurrida en la vía administrativa, por lo que no es exigible hasta sus plazos de vencimiento, establecidos éstos por pactos expresos o por el juzgado correspondiente”.

Comparte esta entrada