Globalten Noticia, Opinión

Por Miodrag Borges

Responsable de Marketing de Agaz [ ]

Como en todas las épocas marcadas por los extremos, ya sean por lo positivo o por lo negativo de la situación, aparecen buenas oportunidades de negocio y, por el contrario otras no tan buenas si pensamos en el conjunto de la sociedad.

A día de hoy (y es un fenómeno que ya se viene observando desde hace unos meses) podemos ver como continúan expandiéndose empresas del tipo “compro oro”, u otras de compra y venta de artículos de segunda mano como la empresa “Cash Converters” que ha incrementado de manera exponencial su volumen de negocio en los últimos años.

Este hecho es un indicador claro de los problemas económicos que afectan a una parte importante de la sociedad. Pero centrándonos en los conceptos de miedo e incertidumbre, ¿se han dado cuenta de la proliferación de los programas de adivinación en los últimos tiempos?, ¿obedece a algún factor específico o es simple casualidad?

A mí no me cabe duda que el desencadenante principal está relacionado con los problemas sociales, principalmente el paro y todo lo relacionado con los problemas económicos. Y buscamos respuestas desesperadamente. Acertadas o no esas respuestas, el negocio existe y está en expansión.

Por otra parte, son cada vez más frecuentes los anuncios referentes a empresas de seguridad, ya que en tiempos como los que estamos viviendo “se supone” que aumenta la delincuencia. Según los últimos datos del Ministerio del Interior esto no es así, aunque es cierto que los robos en domicilios si han ascendido significativamente en los últimos doce meses.

Con todo lo expuesto, no quiero sino arrojar luz sobre una situación que vivimos día a día y en la quizás no hayamos reparado. Como consumidores, debemos tener claro que muchas compañías van a jugar la baza del miedo y la incertidumbre. Porque el miedo vende, siempre lo ha hecho. Tenemos que estar atentos y, en la medida de lo posible, intentar ser más racionales que emocionales en nuestros actos de compra.

Pero por otro lado, no puedo vetar el uso de estas estrategias de venta ya que los oferentes sólo hacen frente a las peticiones de los demandantes y si, como podemos observar en cualquier ciudad española, están cerrando multitud de comercios, pero los citados a lo largo de este artículo están en expansión, es porque algo bien o muy bien están haciendo.

Comparte esta entrada