Globalten Agaz [ eventos ]

El estudio analiza el valor aportado por las farmacias a la sociedad en términos tanto de eficiencia y eficacia como económicos.

El objetivo es mostrar a la sociedad los valores que se desprenden de la actividad realizada desde las farmacias y que contribuyen a la mejora de la calidad de la salud de los andaluces.

Tradicionalmente, el médico ha asumido la responsabilidad del tratamiento farmacológico de sus pacientes, sin embargo, la evolución de los sistemas de asistencia sanitaria en todo el mundo y los diversos estilos de vida de los consumidores hacen que sea extremadamente difícil que este profesional asuma por sí solo esta tarea cada vez más compleja. De hecho, y según datos del estudio, en el que ha colaborado Agaz [Consultores], en un 53,4% de las operaciones realizadas en la oficina de farmacia se presta consejo y uno de cada cinco usuarios que acude a la farmacia no adquiere ningún producto pero sí realiza alguna consulta. Asimismo, un 65% de las personas encuestadas opina que es necesario que en ocasiones concretas el farmacéutico dispense de forma responsable medicamentos sin receta para enfermedades crónicas y de contrastada eficacia terapéutica.

Según concluye el estudio, en líneas generales, el servicio prestado por las oficinas de farmacia es valorado de forma positiva en términos de disponibilidad, trato recibido, rapidez y servicios de guardia. Según las encuestas realizadas, el 99,5% de los usuarios volvería a entrar en la farmacia y el 90% afirma que no ha percibido una disminución de calidad en los servicios prestados a pesar de la actual situación de bajada de márgenes a la tienen que enfrentarse las oficinas de farmacia.

Comparte esta entrada