Globalten Agaz [ abogados ], Agaz [ consultores ], Opinión

Por Eliseo Caballero – Socio Director de Agaz

Más de 100 marcas han intentado robarle mercado, pero ninguna ha conseguido arrebatarle la corona. Nadie puede con Red Bull. La empresa de origen austríaco no para de batir records, incluso en el competitivo mercado estadounidense tiene una cuota de mercado del 20%.

Sus detractores se refieren a la multinacional como uno de los símbolos de ‘empresa vacía’, término empleado por Jonas Ridderstrale y Kjell Nordström en Funky Business. Este, es un término que define aquellas empresas que han decidido concentrar los recursos del negocio en su core business, focalizándose en lo que resulta fundamental, esencial y que proporciona la ventaja competitiva y subcontratando y externalizando todo lo demás.

Al fin y al cabo, es fundamentalmente lo que hace Red Bull en todo el mundo, ocuparse –muy exitosamente- de la gestión de la marca.

¿Pueden ser ‘las empresas vacías’? ¿Puede ser todo marketing? ¿Qué hay detrás del marketing?

Voy intentar responder a estas preguntas. Normalmente existe gente que intenta desacreditar a otras empresas, ya sea por animadversión o sencillamente porque es una manera de minar  la competencia, o por motivos espurios. Sin embargo el algodón no engaña y más cuando hablamos de una empresa que lleva muchos años de vida, crece y mejora. Los clientes al final son los que ponen o quitan a las empresas, el marketing es una herramienta muy potente, pero tiene que haber detrás “verdad”. La verdad la dan los clientes y el tiempo. Hay muchas personas, empresas y profesionales que no tienen ni verdad ni marketing en sus ámbitos empresariales y que la única manera de justificarse es hablar de la competencia como ‘empresas vacías’, pero el algodón no engaña.

Red Bull,  la ‘empresa vacía’, ha conseguido que el público se identifique no solo con la marca y el producto  sino que ha logrado crear un estilo de vida. Otro gran acierto fue llamar a su producto  “bebida energética”. Casualmente o no, la primer bebida energética. Red Bull fue la primera marca en rellenar este vacío en la mente del consumidor. La bebida energética funciona hoy como nombre una categoría de bebidas.

Su fundador, gran amante de los deportes extremos, eligió estos y los jóvenes que los practican como imagen para llevar la marca del toro rojo por todo el mundo. Por ello, ha patrocinado a importantes deportistas de todas las nacionalidades que se dedican profesionalmente a disciplinas como el snowboard, el esquí, la escalada, el kitewing, el kitesurfing y, cómo no, la Fórmula 1, la joya de la corona. También se han aventurado con actividades de menor notoriedad como el skating urbano, las bicicletas y el patín, típicos entornos cuyos protagonistas son los jóvenes cool, es decir, modernos.

El lograr pasar Red Bull de un simple producto a un estilo de vida, hace que el producto pase a un segundo plano. Lo importante es formar parte de ese estilo. Llegar a ese punto es el culmen del marketing y si tu producto encima es más caro que el de la competencia, ya se cuadra el circulo. Multinacionales como Coca Cola han sucumbido al poder del Toro Rojo con su Burn.

¿Marketing o realidad?

¿Marketing?  Bebida para “búhos” y personas a las que las noches de fiesta se les quedan cortas, para taxistas con muchas horas al volante o estudiantes con una larga noche de estudio por delante. En verano lo usan los surfistas y en invierno los snowboarders. Para el día y la noche, para trabajo o diversión. Las personas que necesitan más energía valoran Red Bull Energy Drink. Y su número se incrementa continuamente.Red Bull ha progresado, su forma de entrar en los top-10 en  rankings, como el branded content , que mide la descarga de contenidos audiovisuales en YouTube, Vimeo y Facebook. Red Bull es el líder desde  2012 por delante de Google, Disney, Nike… y Coca-Cola, en el octavo lugar. Y en otros ránkings, como el que mide cuántos usuarios pulsan el botoncito de me gusta en Facebook, Red Bull ya es quinto tras subir de una manera espectacular.

 

¿Realidad? Presencia en más de 160 países, mas de 5.300 millones de latas vendidas al año, 9.000 empleados y mas de 4.900 millones de euros…

Que cada uno saque sus conclusiones…

 

Comparte esta entrada