Globalten Agaz [ abogados ], Consejos

Cualquier víctima de un accidente de tráfico tiene derecho a la reclamación de una indemnización por las lesiones sufridas como consecuencia del accidente.

Se consideran víctimas todas aquellas personas que hayan sufrido unos daños que no tengan el deber jurídico de soportar, es decir, conductores, pasajeros, peatones, e incluso los pasajeros (que no el conductor) del vehículo que fue el causante del accidente.

Si desafortunadamente ha sufrido un accidente debe saber que existe un plazo máximo para formular reclamación judicial, siendo diferente si se hace en vía civil o en vía penal.

En primer lugar, recordar que el asegurado tiene la obligación de comunicar el siniestro y dar parte a su propia aseguradora en un plazo de SIETE DÍAS.

        Para reclamar por la vía penal, se debe interponer denuncia en un plazo máximo de SEIS MESES desde la fecha del accidente.

        Las ventajas de acudir a un procedimiento penal es que no hay que pagar Tasas Judiciales, y tampoco es necesario el pago de un perito médico, al tener la posibilidad de ser visto por el Médico Forense adscrito al Juzgado para valorar el tiempo necesitado para la curación de las lesiones y posibles secuelas.

La reclamación en un Procedimiento Civil por daños y perjuicios derivados del accidente de tráfico tiene un plazo de prescripción de DOCE MESES (desde la fecha del siniestro o desde la fecha de curación), dependiendo de si la reclamación, lo es, por daños materiales exclusivamente o también por lesiones.

En la vía Civil necesitaremos obligatoriamente un Informe emitido por un Perito médico que valore las lesiones sufridas, el cual deberemos pagar de nuestro bolsillo, sin olvidar el pago correspondiente de las Tasas Judiciales. Así pues, la vía civil sólo conviene utilizarla en casos muy concretos, y después del correspondiente procedimiento penal, debido a la dilación temporal y al aumento de los costes del procedimiento.

Si en el accidente sólo se producen daños materiales, la vía civil será la única para reclamar estos gastos.

Por último recuerde que la cobertura de defensa jurídica de su seguro le permite elegir el Abogado que usted quiera para reclamar por las lesiones sufridas en un accidente de tráfico, siendo la compañía aseguradora la que reembolsará los honorarios de su Abogado.

 

 

Comparte esta entrada